No perder el norte

En 2003 Gustavo decidió trasplantar su vida a Canadá. Por entonces tenía 37 años, un hijo de 15, una hija de 14 y otra de 2. Siete años después, lo anima un firme propósito: “cosechar mucho más al cabo de los años”.


Formado en el ámbito del Derecho y  resuelto a tomar el toro por las astas, Gustavo Comas (44 años) partió con su mujer, sus niños y “todos los problemas” como él   mismo cuenta. “Pero la intención era darles más oportunidades a ellos”. Con el tiempo, la recompensa se hizo grande: “Los dos más grandes ya estudian en las mejores universidades de Montreal y del mundo gracias a los intercambios, además de dominar varias lenguas”.

Por entonces, la nota dominante en su entorno local era “la inseguridad física”: “Decían que nuestro sector de la ciudad, sur del Gran Buenos Aires, era una zona liberada donde los delincuentes podían operar. Los tiros se escuchaban cada vez más cerca y amigos de toda la vida fueron asesinados o secuestrados”, relata.

Montreal

“Me gustó el silencio de Montreal por contraste con el barullo porteño. El frío es brutal, pero con el tiempo uno se acostumbra y aprende a usar el timing al estar afuera, más que a utilizar abrigos pesados. Es fácil adaptarse al modo de vida, al tamaño medio de la ciudad, a la enorme oferta universitaria, a las comidas, a los paseos, al paisaje de parques y del río St-Laurent, al buen tamaño de las viviendas y al sentido común general. Es necesario y agradable conocerse y hacer amistad con todos los hispanoparlantes. El contacto con un ‘argentino’ se extiende rápidamente a ‘latinoamericano’. Tenemos muchos amigos aquí.

Por otro lado, es difícil aprender el francés, al acento quebequense, hacer una red de contactos con los locales, integrarse a un buen trabajo, ser pagado por lo que se hace. Estos países buscan inmigrantes para que aporten creatividad y esfuerzo con un salario menor al normal. Parecería que en general los buenos puestos y las buenas cosas se las reservan los locales, y las excepciones confirman esa regla. Por eso lo importante es luchar e ir siempre para adelante y con convicción.

Soy yo quien buscó una ciudad como Montreal, con costaneras, universidades, arquitectura colonial y también moderna, fácil para desplazarse, con muchos parques y festivales. Pero fue la provincia de Quebec la que aprovechó la coyuntura de emergencia en los años 2002/2003 e instaló una oficina en Buenos Aires. Luego de iniciar el trámite, obtuvimos la visa y nos mudamos a Montreal en menos de 7 meses…”.

La blogósfera

“Yo comencé un blog, Casas & Casos en Montreal donde cuento mis experiencias y también las percepciones sobre el lugar al que llegamos. En la época había sólo unos pocos blogs dispersos sin buenas imágenes, entonces la idea era mostrar fotos para tratar de aliviar la ansiedad de quienes seguían queriendo inmigrar. Otros blogs que hice y que están online son Fotos sueltas de Quebec y Canadá y Museo de fotos de Montreal. ¡Conocí gente excelente gracias a los blogs!”.

La patria queda al sur

“A Argentina regresé una vez en los últimos 6 años y es genial poder hacer turismo nostálgico y gastronómico… La Argentina es mi patria y allí tengo mi familia de sangre. A Quebec vine con mi esposa y tres hijos”.

“Pienso que en la Argentina debería haber controles del poder para que los representantes del estado en los tres poderes cumplan cada vez mejor sus tareas públicas en beneficio de la comunidad.

¿Retornar alguna vez? Todo inmigrante piensa regresar al menos viviendo 6 meses al año… ¡para vivir como jubilado!”.

La inmigración es para todos

(De su blog “Casas & Casos en Montreal”)

“Una pequeña reflexión, de esas inocentes.

Después de seis años en Montreal, veo que los nuevos inmigrantes siguen viniendo con entusiasmo, con el mismo entusiasmo que teníamos los que veníamos antes. En general, simplificando, se puede decir que todos pasamos etapas similares, la de los trámites, la del francés, el carnet de conducir, la del primer trabajo, la casa, etc, etc. Son todas las etapas o barreras que nos permiten adaptarnos y avanzar.

¿Y después? Y después… hay más etapas, hay más cosas que hacer, es la vida en cualquier parte del mundo. Pero como inmigrantes a veces se hace pesado, a veces surgen nuevos tests, nuevas pruebas a superar sin que tal vez se haya terminado de saltar las barreras anteriores, como el idioma por ejemplo.

Puede ser que la persona se canse, puede ser que las cosas no salgan tan bien, que no encontremos el lugar, que el proceso se haga largo y que se pierda el entusiasmo, pero… eso también puede ocurrir en cualquier parte del mundo!

En esos momentos, es bueno decir ‘siempre adelante!’, ¿pero es eso suficiente?

Creo, entonces, que además hay que ser FUERTES, asumir que la primera generación de la familia paga caro el trasplante, asumir que es una aventura bien pensada pero que también hay que ponerle mucho Corazón, toda la fibra, todo el espíritu. Y si no somos tan fuertes, podremos entrenarnos, ejercitarnos, recuperar fuerzas, sacar energía del fondo, acrecentar los músculos, redoblar el esfuerzo. Como un gladiador que conoce su destino. Debemos ser fuertes para mantenernos en carrera, porque recordemos que la naturaleza manda que los leones busquen al más débil para comer.

Estoy seguro que los inmigrantes tenemos que trabajar doble -no hay opción-, pero yo creo que también recibiremos doble… sembramos doble, pero cosecharemos mucho más al cabo de los años.

A todos quisiera decirles que los latinos vamos para adelante, siempre adelante, pero además, apoyándonos y poniendo toda la Fuerza y el Corazón! Al final todos sin excepción podemos lograrlo si nos lo proponemos así cada día”.

Publicado en 30NOTICIAS el 23/09/09, EDICIÓN IMPRESA, nota 3

4 Respuestas a “No perder el norte

  1. Hola Gustavo,que gusto haber encontrado ,nuevamente,tu blog.Llegamos a Granby el 18 de febrero pasado.Nos gustaria mucho poder contactarnos contigo,en esta zona nos hay familias argentina,de todas maneras estamos relacionados con otras comunidades hispanas.
    Soy enfermero y mi esposa es profesora de lengua y literatura espanola,tenemos una hija de 13 que esta llendo al secundario…,perdon pare que estuviera escribiendo un resume. Bueno,un fuerte abrazo y espero que se de la comunicacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s